NO PODEMOS PERDER LA ESPERANZA.

Written by misioneras

16/12/2021

TRAS LA COP26… ADVIENTO.

Tras dos semanas de negociaciones, entrevistas, reuniones, manifestaciones y postureos, la COP26 que se celebraba en Glasgow ha concluido. 

La Cumbre de Glasgow ha encontrado un panorama desolador producido por la pandemia de la covid-19, que se ha relacionado con la globalización y la destrucción del hábitat planetario que tanto afecta también al clima, al que se une un aumento de los conflictos bélicos y las desigualdades, nacionalismos exacerbados, y un ambiente altamente crispado, entre otros.

Además, la concienciación sobre la problemática del cambio climático ya ha llegado a casi todos los recónditos de la Tierra. Entre las 50.000 personas que han participado de alguna forma en la COP26, los pueblos indígenas, los jóvenes, las ciudades, el sector privado, las ONG´s…, han estado presentes y han conseguido proponer cambios más sutiles, pero tal vez más consistentes. 

La COP26 se ha cerrado con un acuerdo climático de compromiso, pero sin la suficiente ambición como para evitar que la temperatura media del planeta llegue a aumentar 1,5ºC a mediados de siglo. Tampoco se ha alcanzado la cifra de los 100.000 millones para las ayudas a los llamados países del Sur Global, que se ha postergado hasta el 2023.

Pero no nos podemos quedar aquí. También ha habido resultados alentadores. El primero es el de poder llegar a un consenso de casi 200 países con diferentes intereses, culturas, lenguas, visiones, etc. Además, la mayor parte de los países habrían firmado acuerdos más restrictivos para la no financiación de los combustibles fósiles, lo que quiere decir que son susceptibles de actuar así en sus respectivas naciones.

Hay otros pequeños y grandes éxitos.

  • Los líderes de más de 120 países, que representan alrededor del 90% de los bosques del mundo, se han comprometido a detener e invertir la deforestación para 2030;
  • Liderados por Estados Unidos y Europa, 100 países han acordado reducir las emisiones de metano para 2030;
  • Más de 40 países han acordado abandonar el carbón y, entre ellos, se hallan grandes consumidores como Polonia, Vietnam y Chile;
  • Casi 500 empresas de servicios financieros mundiales han acordado alinear 130 billones de dólares con los objetivos del Acuerdo de París;
  • Más de 100 gobiernos nacionales, ciudades, estados y grandes empresas han firmado la Declaración de Glasgow para poner fin a la venta de coches y furgonetas con motores de combustión interna en 2035;
  • Irlanda, Francia, Dinamarca y Costa Rica, entre otros, así como algunos gobiernos subnacionales, han lanzado la Alianza Más allá del Petróleo y el Gas (BOGA) para fijar una fecha de finalización de la exploración y extracción de petróleo y gas a nivel nacional, que cuenta ya con 11 países;
  • En el último momento Estados Unidos y China se han comprometido a impulsar la cooperación climática durante la próxima década.

No podemos rendirnos ni perder la esperanza. Mejor dicho, no tenemos derecho a hacerlo. Se nos ha otorgado en préstamo una Tierra y un mundo para vivir y mejorar. Y de lo que hagamos con ellos depende nuestro presente y su futuro.

https://blog.cristianismeijusticia.net/2021/11/15/tras-la-cop26-no-podemos-perder-la-esperanza

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SIEMPRE CABE LA ESPERANZA.

SIEMPRE CABE LA ESPERANZA.

CENTRO NOEMI, KISANTU (R. D. CONGO) EL EMPODERAMIENTO DE LA NIÑA-MADRE: una acción ineludible para su desarrollo La condición de la joven madre en la República Democrática del Congo Sigue siendo una situación preocupante tanto para ella como para la familia y para...

Todos tenemos una estrella.

Todos tenemos una estrella.

Epifanía del Señor. Todos tenemos una estrella que, por las noches, nos hace cuestionarnos. Una estrella que nos inquieta y nos hace soñar una vida mejor, una vida que tenga la luz del Evangelio. Hay momentos en que, leyendo una noticia, tu estrella te hace indignarte...

ASESORAR, ACOMPAÑAR, FORMAR.

ASESORAR, ACOMPAÑAR, FORMAR.

DIÓCESIS DE ORIZABA, VERACRUZ (MÉXICO) Estamos inmersas en la pastoral de la palabra. A su llegada a la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, el Padre Helkyn Enríquez Báez nos convocó a una reunión para dialogar sobre el trabajo pastoral que desempeñaríamos allí....