LA SEMILLA SEMBRADA POR LOS NUESTROS.

Written by misioneras

20/10/2022

Desde el momento de nuestro bautismo, somos llamados ser misioneros, esos testigos fieles de Cristo, que nuestros padres y padrinos van siendo los custodios de educarnos en la fe y en asumir este compromiso misionero. Jesús nos dice: “Vayan y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos, bautícenlos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo y enséñenles a cumplir todo lo que yo les he enseñado” Mt. 28, 19-20. El papel que juega la familia en los futuros misioneros es vital, ya que de ahí se van forjando los líderes fieles y comprometidos en llevar la alegría del Evangelio en el lugar donde se encuentran.

Sin duda este llamado que Santa Nazaria Ignacia sintió desde muy niña vino siendo cultivado por el ejemplo de su madre y sobre todo de la abuelita, quien motivó en ella ese amor apasionado siempre por Cristo y la Iglesia. Muchos de nosotros hemos sentido esta experiencia en nuestra vida, de cómo nuestros abuelitos han despertado en nuestro interior esas ansias locas para asumir nuestra misión de ser portavoces del anuncio de la Buena Noticia de Jesús en un mundo que cada vez se va haciendo más indiferente hacia las cosas de Dios.

Nuestro fiel compromiso por la misión nos debe llevar a reflexionar cada día en la importancia de una permanente formación en todos los aspectos, ya sean afectivos, espirituales, intelectuales, pero sobre todo en ser más cercanos a nuestro prójimo, como decía Santa Nazaria Ignacia, bajar a la calle, bajar al encuentro del necesitado para llevarles esa alegría y esperanza que el Señor pone el corazón de quienes le amamos. Nuestro “Ser misioneros” tiene como modelo la pedagogía de Jesús, el gran maestro, “Salir al encuentro”, como lo hizo con los discípulos de Emaús, dejar nuestra zona de confort para atender y reconocer a Cristo en el rostro sufriente de nuestros hermanos necesitados de esa palabra de fe y esperanza.

Como misioneros somos fortalecidos por la fuerza del Espíritu Santo en nuestra vida, quien impulsa ese espíritu celoso por el anuncio del Reino de Dios, somos misioneros, fieles guerreros que amamos y deseamos que todos lleguen a sentir la experiencia de ese amor misericordioso de Dios en nuestro diario vivir. Por Cristo, la Iglesia, las almas, adelante, siempre adelante.

Eidy Fernández Saravia. Santa Cruz-Bolivia

1 Comentario

  1. free instagram followers in 1 minute

    I absolutely love your website.. Great colors & theme. Did you make this web site yourself?
    Please reply back as I’m hoping to create my own personal website
    and would like to find out where you got this from or exactly
    what the theme is named. Kudos!

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

BUSCAR A DIOS.

BUSCAR A DIOS.

San Francisco Javier “Acordaos siempre que en más tiene Dios una buena voluntad, llena de humildad, con el que las personas se ofrecen a Él, haciendo oblación de sus vidas por solo su amor y gloria, de lo que precia y estima los servicios que le hacen, por muchos que...

DARLO TODO

DARLO TODO

Chilpancingo, Guerrero (México) Es muy bella y gratificante la experiencia de formar y acompañar a las familias (niños, adolescentes, jóvenes, adultos y ancianos). Lo vivo desde ese amor recibido gratuitamente de Dios y entregado a los hermanos. Traigo a la memoria...

SEMILLAS

SEMILLAS

En la semilla está todo. Retoños, hojas, tronco, raíces, flores, quizá hasta frutos. O quizá tengamos que decir: “La semilla lo es todo”. Pero necesita más elementos; como nosotros necesitamos a los demás, para llegar a ser lo que somos. Tiempo, tierra, agua, luz......