INMERSIÓN EN LA JUSTICIA.

Written by misioneras

10/01/2021

Hoy estamos en una doble celebración. Por un lado, la celebración del bautismo de Jesús, que es la manifestación abierta de su misión y de su destino. Por otro lado, el aniversario del nacimiento de Santa Nazaria.

Desde el bautismo de Jesús se pueden describir las señas de identidad de quien se bautiza y se sumerge en el Espíritu de Dios. Promover el derecho y la justicia, defender a los oprimidos de la tierra y hacer siempre el bien son las marcas siervo de Dios. Estos signos configuran la identidad profunda de los cristianos. Bautizarse es empaparse de este estilo. Bautizarse es vincularse personalmente a Jesucristo, a su misión y a su destino. De modo que, por medio de él, hacemos una inversión regeneradora en el dinamismo de su amor. Es comprometerse con la justicia de Dios hasta dar la vida por los demás, como lo hizo Jesús hasta la cruz. Porque ser cristiano es antes una misión que un nombre. (Cáritas. Tiende tu mano y enrédate.  Adviento y Navidad 20-2021, p. 190. Homilía sobre el bautismo, portal web Información de la comunidad.)

El nacimiento de Nazaria (1889) marca el inicio de una vida que supo vivir la fe inmersa en la justicia, la compasión y la entrega al proyecto del Padre. Sin acciones deslumbrantes, sino en la sencillez y la humildad, de forma silente y cotidiana, viviendo y anunciando el Evangelio. Como el Siervo de Yahvéh: que no grita ni vocifera, y sin embargo, está lleno de fortaleza. 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CRECER, POTENCIALIDAD Y FUTURO.

CRECER, POTENCIALIDAD Y FUTURO.

Jesús crece en sabiduría, estatura y gracia. Crecer es un verbo que nos invita a mirar y a mirarnos en clave de potencialidad y de futuro. Es una invitación permanente a desplegar y desarrollar capacidades, habilidades y aptitudes. Es una puerta para mejorar,...