SANTIDAD

Written by misioneras

03/11/2022

La santidad es como una casa abierta en donde el amor del Padre te acoge y te abraza. Una casa con muchas puertas abiertas, para que cada uno encuentre un camino por donde entrar: unos, la generosidad; aquéllos, la humildad; estos otros, la paciencia; esos, el celo misionero; estos más, la verdad.

Todos los caminos, aunque diversos, inician con algo en común: la confianza incondicional en Dios Padre; el Evangelio como centro del alma; el dejarse encontrar y acompañar por Jesús y su Espíritu.

Y todas las puertas conducen a una misma habitación, la de la pasión por Cristo y la humanidad, la de la entrega incondicional al proyecto de Dios.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

BUSCAR A DIOS.

BUSCAR A DIOS.

San Francisco Javier “Acordaos siempre que en más tiene Dios una buena voluntad, llena de humildad, con el que las personas se ofrecen a Él, haciendo oblación de sus vidas por solo su amor y gloria, de lo que precia y estima los servicios que le hacen, por muchos que...

DARLO TODO

DARLO TODO

Chilpancingo, Guerrero (México) Es muy bella y gratificante la experiencia de formar y acompañar a las familias (niños, adolescentes, jóvenes, adultos y ancianos). Lo vivo desde ese amor recibido gratuitamente de Dios y entregado a los hermanos. Traigo a la memoria...

SEMILLAS

SEMILLAS

En la semilla está todo. Retoños, hojas, tronco, raíces, flores, quizá hasta frutos. O quizá tengamos que decir: “La semilla lo es todo”. Pero necesita más elementos; como nosotros necesitamos a los demás, para llegar a ser lo que somos. Tiempo, tierra, agua, luz......